Connect with us

Politica

Cristina juega al silencio pero influye en la campaña y los proyectos de gobierno

Publicado

on

Solo seguirá presentando su libro e irá a un acto el 17 de octubre. Pero seguirá negándose a debates o conceder entrevistas a periodistas y mantiene su obsesión contra la Justicia y la Prensa.

El lunes pasado, en la audiencia del juicio oral por la posible corrupción K en el reparto multimillonario de la obra pública, fue indagado un ex funcionario conocido de los Kirchner pero un total anónimo para la sociedad. El ex titular de la Agencia General de Vialidad de esa provincia, Raúl Pavesi, terminó de hablar y el tribunal sorprendió con el anuncio de que se retomaría el proceso recién el 4 de noviembre próximo.

Era una novedad que no sabía ni siquiera el fiscal del caso, Diego Luciani, que alertó en ese momento que no había tenido tiempo de preguntarle al indagado Pavesi si respondería preguntas o no. No las respondió. Las autoridades debían conocer de su boca esa decisión pero se apuraron para ponerle fecha al reinicio de su labor en esta historia.

Las partes no habían sido notificadas de el cambio de fechas. Las fuentes judiciales consultadas descartaron cualquier vinculación política con la decisión de retrasar el primer juicio que tiene como principal acusada a la ex presidenta, candidata a vice, y actual senadora nacional, Cristina Fernández. Los magistrados que la juzgan actúan en varios casos a la vez y sus agendas se superponían. El Poder Judicial, en la Argentina, trabaja oficialmente bajo estado de “emergencia”, según determinó el Consejo de la Magistratura. Las versiones de conspiraciones y presiones de los K sobre la Justicia igualmente se propalan.

Si la fórmula Fernández ganase las elecciones generales, con balotaje o sin él, Cristina se sentará a declarar en la causa de obra pública a fines de este año, o a principios del próximo, tras la feria judicial del verano. Lo haría entonces como vicepresidenta en ejercicio del poder. Ella no hablará del tema. Salvo que quiera hacerlo, y sin repreguntas.

La estrategia está tomada desde que empezó la campaña de las PASO y Cristina la cumple a pesar de que, cada tanto, opone su resistencia. Acordó con su compañero de fórmula, Alberto Fernández, y con el resto de los jefes territoriales del Frente para Todos, como Sergio Massa, que ella le dejaría la centralidad de la escena política a su compañero de fórmula. Y que se mantendrá en silencio lo más que pueda. Cuando ella habla hay riesgos de que se disparen nuevas confrontaciones desde un espacio que, dice, busca cerrar “la grieta”. Cristina, tras un largo silencio debido a su último viaje a Cuba, hablará hoy en la presentación de su libro “Sinceramente”, en El Calafate, Santa Cruz, así como lo hizo en diferentes ciudades como La Matanza, Posadas, La Plata, y algunas más. Está confirmado por sus asesores que no dará entrevistas a periodistas a pesar de que es una candidata a vicepresidente trascendental para la campaña electoral. Antes de cada presentación de “Sinceramente”, un grupo de asesores afín a Cristina la tantea para asegurarse que tiene pensador decir, e intercambiar opiniones. A su modo, la convencen de su resistir un poco de su pulsión que generan peleas con sectores de la sociedad que no sumarán votos.

Quien tiene más ascendencia sobre ella es, por supuesto, su hijo, el candidato a diputado nacional, Máximo Kirchner.

Cristina tiene previsto hablar mañana en su ciudad preferida del país, está dicho. Y después aparecerá, por ahora, solo una vez más junto a su candidato a Presidente, Alberto Fernández, en un acto previsto para el 17 de octubre. También acompañará a su candidato a gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Antes de las PASO, fue a un solo acto junto a Alberto Fernández. Fue en Rosario.

Cada uno siguió su camino proselitista.

Más allá de la táctica política, todas las fuentes consultadas que integran espacios de relevancia en el Frente de Todos afirmaron a Clarín que la candidata a vice y “jefa” de ese espacio está muy preocupada y ocupada por los problemas de salud que aquejan a su hija, Florencia, que se recupera de a poco en un destacado centro de salud en La Habana, Cuba.

En cualquier país con una cultura democrática con más desarrollo o maduración que la Argentina, una candidata a vice silente, que además fue dos veces Presidenta de la Nación, que además fue procesada al menos trece veces por la Justicia en causas de corrupción, que afronta un juicio oral en el que está acusada de cometer delitos para enriquecerse con fondos públicos; al mismo tiempo que espera fecha para que se concreten más juicios orales en su contra; y a la que se le dictaron siete pedidos de desafuero y detención que duermen en el Senado, entre otras variables que giran alrededor de su figura, pagaría un alto costo político por no dar explicaciones a la opinión pública sobre nada. Cristina Fernández no se someterá a ninguna entrevista con la prensa. Una campaña electoral sin prensa es otro hito notable en su carrera.

Pero en la Argentina parece funcionar todo al revés. Cuanto más calla Cristina, mejor para Frente para Todos.

¿Para qué cambiar o correr riesgos si así Alberto Fernández ya fue el candidato más votado en las PASO?

Para hablarle a sus militantes, Cristina pone como excusa a las presentaciones de su libro “Sinceramente”. Aunque un escritor modera esas apariciones, las preguntas que se le plantean no son las que le harían en una conferencia frente a distintos medios.

Más allá de eso, Cristina calla en esta campaña pero su libro parece gritar cuando se lo lee. Hay críticas feroces a jueces y fiscales. Se explaya sobre su victimización frente a lo que escribió es una guerra judicial desatada en su contra. En rigor, si se analiza su escenario judicial complejo, es una gran beneficiada por los vaivenes tribunalicios, como ya se dijo.

Los Kirchner, y la dirigencia ultracristinista, son quienes exponen las ideas más radicalizadas en un espacio político donde se intenta instalar la idea de al moderación. Los ultracristinistas no pueden o buscan romper con esa inercia. Ellos y ellas hablan de una nueva reforma de la Constitución, con límites para la prensa y con normas que ayuden a controlar a los jueces; atacan con virulencia al Poder Judicial; también y a periodistas; así como operan con opositores; o hacen una defensa del régimen asesino de Nicolás Maduro en Venezuela, entre otros temas de los que la Jefa no dice nada.

¿Qué piensa de Nicolás Madura y sus violaciones a los Derechos Humanos, según un informe de la ONU? ¿Cuál será su verdadera influencia en el próximo Gobierno si es que gana las elecciones? ¿Por qué cree que desde las PASO hasta el jueves pasado salieron de las cárceles varios presos vinculados a casos de corrupción K?

Alberto Fernández es quien suele responder esos temas, y otros, cuando muchas de las preguntas debería argumentarlas la propia candidata a vice.

¿Por qué ella evitará debatir con con el resto de los postulantes a su mismo cargo?

¿Es cierto, como dicen sus consejeros, intendentes del PJ más cercanos y candidatos importantes, que ella misma jura que desde el Senado tendrá un rol mínimo debido a que quiere dedicarle más tiempo a su familia que a la política? ¿Por qué delegó en Fernández la candidatura a Presidente? ¿Por qué si preferiría el sosiego del retiro vuelve a candidatearse para vice cuando ya es senadora? ¿Teme ir presa si no tiene fueros? ¿Descarta totalmente que de volver al Gobierno no iniciará una persecución con “venganza” incluida contra sus enemigos de siempre y algunos nuevos rivales?

Fernández (Alberto) responde por ella alguno de esos enigmas, siempre con un tono de moderado aunque también defendiendo algunas de las ideas del kirchnerismo de siempre.

Èl aseguró que ella no tendrá injerencia alguna en la formación de su Gabinete si es electo Fernández lo repite y afirma, con carácter, que el candidato a Presidente es él.

¿Por qué entonces el ex presidente de YPF, Miguel Galuccio, viajó hasta Cuba para entrevistarse con Cristina? ¿Qué cosa le planteó él o ella a él que justificara, al menos como se conoce por primera vez, a lo que fue la primera interrupción de una de sus visitas a su hija para hablar con un ex funcionario de su Gobierno?

Aunque lo desmientan, aunque hablen por teléfono y nada se haya roto en una relación que Alberto Fernández aseguró que ya no se peleará con ella, jamás, las tensiones entre los Fernández existen y se profundizarán.

Mientras él dice que rechaza la idea absurda de crear una “Conadep” contra el periodismo, el juez del caso D’Alessio, Alejo Ramos Padilla, le ordenó a la Comisión Provincial de la Memoria, que tiene especialistas en temas de Derechos Humanos y se creó y trabajó siempre sobre esa problemática, le presentó ahora un nuevo informe al magistrado sobre las posibles injerencias de periodistas en el mundo del espionaje. Las pruebas carecen de sustento.

Cristina no callará sobre esa cuestión. La prensa es su obsesión. Aunque intenten convencerla de la contrario. De aquí a las elecciones, o después de ellas, volverá a criticar como solía hacer a los medios. Esa certeza sobresale sobre muchos otros interrogantes que no responderá jamás, nunca. Algunas de las respuestas tienen que ver con el mundo del espionaje.

¿Por que tenía en su casa de El Calafate informes de la ex SIDE e incluso desgrabaciones de charlas telefónicas de empresas privadas, algunas de ellas internacionales.

El expediente para averiguar sobre esos supuestos delitos probó parte de los haya en El Calafate y busca avanzar sobre esos enigmas.

Más allá de todo, Cristina hará todo lo que tenga que hacer para volver al poder. Todo. Y todo es todo

Fuente: Clarín

Politica

Diputados dio media sanción a la Ley de Alquileres y la de Góndolas

Publicado

on

Por

Los contratos de vivienda tendrán un plazo mínimo de 3 años. Una norma regulará la disposición de productos en oferta en los supermercados.

La Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de Ley de Alquileres y la de Góndolas. La iniciativa sobre los contratos de vivienda establece un nuevo plazo mínimo de 3 años y una actualización del precio anual que seguirá a una fórmula que combine precios y salarios. Por otra parte, una norma regulará la disposición de productos en los supermercados para fomentar la competencia.

El debate finalizó cerca de las 17 y tuvo como resultado 191 votos afirmativos, ninguno en contra y 24 abstenciones. De esta forma, el proyecto se encuentra en condiciones de pasar al Senado, que podrá tratarlo en sesiones extraordinarias si así lo solicita el próximo presidente Alberto Fernández. De no producirse ese llamado, la cámara alta estará en condiciones de debatir la ley a partir del primero de marzo.

Cerca de las 21, Diputados aprobó también por amplia mayoría -con un solo voto en contra- la ley de Góndolas, que busca fomentar la competencia entre marcas en los grandes supermercados y frenar conductas monopólicas que afecten el bolsillo de los consumidores.

La idea del frente oficialista Cambiemos era realizar una sesión ordinaria. Pero el interbloque decidió pedir una sesión especial por la falta de acuerdo que hubo entre las bancadas para incluir el proyecto de “Ficha Limpia”, que busca impedir que los condenados por delitos de corrupción puedan presentarse como candidatos.

Las claves de la ley de alquileres

Algunas de los principales conceptos del proyecto de alquileres pasan por la extensión de un contrato de dos a tres años y un nuevo mecanismo de actualización anual (en lugar de semestral) que se calculará en base al aumento de la inflación y el salario. Se establece una fórmula para el ajuste de los precios combinando el IPC (Índice de Precios al Consumidor) con el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables).

También se determina que el inquilino podrá optar por presentar como garantía un aval bancario, seguro de caución; garantía de fianza o personal del locatario, que se documentará con recibo de sueldo o certificado de ingresos, entre otros.

Fuente: TN

Seguir leyendo

Politica

Alberto Fernández es el presidente electo de la Argentina

Publicado

on

Por

El candidato del Frente de Todos se impuso con el 48% y dejó sin balotaje a Juntos por el Cambio, que repuntó hasta el 40%.

Alberto Fernández se impuso con el 48,02% de los votos y fue elegido como nuevo presidente de la Argentina. Le sacó una ventaja menor a la de las PASO al actual mandatario, Mauricio Macri, que obtuvo el 40,46%. Con el 95,67 por ciento de las mesas escrutadas, el candidato del Frente de Todos consiguió imponerse en primera vuelta al superar el 45 por ciento junto a la exmandataria Cristina Kirchner, que se convierte en vicepresidenta.

Por su lado, el candidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof se impuso en los comicios provinciales sobre la actual mandataria provincial, María Eugenia Vidal, y recuperó para el peronismo el principal distrito electoral del país. Con el 92 por ciento de las mesas escrutadas, el actual diputado nacional cosechó 52,17 puntos, mientras que la referente del PRO se quedó con 38,51.

En la Ciudad, en tanto, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta superó los 55 puntos y ganó en primera vuelta, por lo que fue reelecto para administrar otros cuatro años el distrito. Matías Lammens consiguió el 35% de los votos, con el 98% de las mesas escrutadas.

7.07 | Macri y Alberto Fernández ya designaron a sus referentes para la transición

En plena etapa de cambio de poder, el presidente Mauricio Macri y el mandatario electo Alberto Fernández resolvieron quiénes serán los dirigentes que llevarán adelante la etapa de transición.

Por el lado de Juntos por el Cambio, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el ministro de Economía, Hernán Lacunza, tendrán la voz cantante del Gobierno. Mientras que los encargados del Frente de Todos de sellar con la Casa Rosada el traspaso del poder serán los economistas Mario Kulfas, Cecilia Todesca y Guillermo Nielsen y el referente político de Alberto Fernández, Santiago Cafiero.

6.45 | Cambio de horario para la reunión entre Macri y Alberto Fernández en la Casa Rosada

El llamado de Mauricio Macri reconociendo la victoria de Alberto Fernández marcó el inicio del proceso de transición y el deshielo en una relación tirante. El mandatario actual invitó al ganador de las elecciones generales y futuro presidente a un desayuno en su despacho en la Casa Rosada.

El horario del encuentro más esperado por la política nacional sufrió un repentino cambio ya que la jornada electoral se extendió más de la cuenta. Así la reunión se pasó de las 8.30 a las 10.30 y según informó TN ambos dirigentes se sacarían una foto para enviar señales de distensión a los mercados.

23.10 | Alberto Fernández: “El Gobierno volvió a manos de la gente”

“Los tiempos que vienen no serán fáciles. Quiero darle las gracias a Lavagna por comunicarse conmigo tras los resultados. Mañana me reuniré con Macri para hablar del tiempo que queda, sabiendo que hasta el 10 de diciembre el presidente es él. Vamos a colaborar en todo lo que podamos, porque lo único que nos preocupa es que los argentinos dejen de sufrir”, exclamó el mandatario electo desde su sede, en Villa Crespo.

Seguir leyendo

Politica

Roberto Lavagna descarta acercarse a Alberto Fernández después del 10 de diciembre: “Soy presidente o nada”

Publicado

on

Por

El candidato de Consenso Federal aclaró que aceptaría sentarse en una mesa de diálogo junto al resto de su espacio.

El candidato presidencial por Consenso Federal, Roberto Lavagna, descartó este martes la posibilidad de sumarse a un eventual gobierno de Alberto Fernández después del 10 de diciembre, al asegurar que será “presidente o nada”.
De todas formas, aclaró, sí aceptaría sentarse a debatir en una “mesa de diálogo” junto al resto de su espacio, Consenso Federal.

En lo personal, seré presidente o nada. Eso no significa que mi espacio no esté dispuesto a sentarse en una mesa de diálogo. Si hemos venido hablando hace un año de un gobierno de unión nacional, tenemos que estar dispuestos a sentarnos”, explicó el economista.

En diálogo con radio La Red, Lavagna reconoció haberse sentido “incómodo” durante el debate del último domingo, al explicar que “era poco lo que se podía contribuir para disminuir la fuerte polarización” entre los dos candidatos con mayor intención de voto, Alberto Fernández y Mauricio Macri.

Seguir leyendo

Las mas vistas